PARA CONTACTAR CON NOSOTROS

Podeis contactar con nosotros a traves de este correo :

cracpalomovalenciano@gmail.com

sábado, 15 de enero de 2011

ENTRENAMIENTO Y ENSEÑANZA DEL PALOMO BUCHON VALENCIANO

En primer lugar no pretendo causar ni crear "cátedra" de lo expuesto posteriormente, si no mas bien orientar y explicar la base de como lo hago yo, obteniendo mis propios resultados pues, como todos sabemos "cada maestrillo tiene su librillo". Es como los entrenadores de fútbol (el deporte es el mismo, los jugadores también) pero luego está la estructura y  la táctica, amén de un sinfín de practicas más .
Mi máxima preocupación es el juego de edades pues, por bueno que sea un animal, no le podemos exigir lo que a otro por edad. Pienso que como los humanos aprendemos y pasamos nuestras fases y pautas, ellos también.
                                   1. PICHONES       (Prescolar)
                                   2.-JOVENES          ( Primaria)
                                   3.- NOVELES     (Secundaria)
                                   4.- ADULTOS     (Universitaria)
                                   5.- MADUROS   (Profesión)                                                   

Aparte de todos estos conceptos están sus aptitudes tanto físicas como de casta, no hay dos ejemplares de Buchón Valenciano iguales, ni desarrollan en el mismo tiempo y con las mismas reglas de enseñanza. Esto, señores, lo tendremos que captar y observar nosotros mismos.Ahí entra nuestra aportación como buenos o malos gestores del material con que trabajamos, ya que con lo que a unos les sirve, a otros no lo captan y desechan. A continuación paso a enumerar una de las tácticas empleadas con buenos resultados, pero no apta a los que no tienen paciencia ni tiempo.

Ejemplares Reproductores

Comenzando el aeiou.
Tras la separación de los padres a los 28 o 30 días los pondremos en un revoladero junto a otros animales de su edad aproximadamente, para que ejerciten las alas y, en definitiva, toda su musculatura, al mismo tiempo que empiezan a desarrollar su carácter. Un punto muy importante a tener en mente es el de que las hembras, mayoritariamente, comienzan a mover mas pronto que los machos en esta nuestra raza buchona valenciana; esto nos puede llevar a confusión en algunos ejemplares, pues su exceso de celo inicial nos despistará.




                                                                          Revoladero

Después de un mes de estar soleados, bañados y volados en el revoladero, añadiremos un número proporcional de hembras maduras o viejas, pues todos sabemos el carácter de las hembras jóvenes que plantan cara a nuestros proyectos de machos y los acobardan. Transcurridos otros 30 días aproximadamente iremos encajonando los que se muestren machos en unos departamentos o casilleros, en los cuales no vean nada del exterior. Este punto lo cuidaremos mucho, pues las distracciones son muy malas aliadas.





                                                                   Romper Celo

Después de una semana solo y reforzado lo devolveremos al revoladero otra semana; el será ya otro ejemplar pues tendremos su primer celo, aunque no el real todavía. Esta operación la repetiremos de tres a cuatro veces con cada macho que tengamos.                                                                                 
Partiendo ya con animales de entre 3 y 5 meses los trasdalaremos al punto de vuelo, en donde pondremos cada uno en un casillero, esperando que sea su casa para siempre. Tardarán varios días en acostumbrarse a su nuevo habitáculo y coger celo y carácter.

                                                                Casilleros

Primeros Vuelos:
Tendremos unas jaulas o reconocedores desde donde ellos (cada uno con una hembra) puedan ver y coger referencias de donde están y sus alrededores. Así los tendremos entre 3 y 5 días seguidos y a continuación los pondremos en su casillero solos un par de días. Pasados estos 2 dais le pondremos la misma hembra que tubo en el reconocedor (cuestión de confianza) y transcurridas unas horas los soltamos varios días, procurando que duerman siempre en su casillero y que al día siguiente salgan de el, pues si cogen manías es complicado el quitárselas. Mas tarde y con el fin de aprender colores de posibles piezas a cazar o capturar, los tendremos en celo unos días y les pondremos hembra de otro color, siempre soltando en grupo. Esta táctica nos servirá, primero, para causar confusión y lucha entre los compañeros, agilizando y formando su carácter y, segundo, para que sepan que lo desconocido es bueno y tiene premio. Esto lo repetiremos 3, 5 o mas veces para que no crean que todo es azul, toscado, negro,etc.




                                                                      Reconocedor

Segunda  Fase de Vuelo.
En esta etapa que dura mas o menos tiempo según el desarrollo de los ejemplares, es esencial premiar los detalles y castigar la holgazanería, que de todo tendremos. A los machos los soltamos juntos pero sin hembra. Después de unas horas en las que ellos habrán aprovechado para salir, buscar, alejarse, crear territorio y alguna que otra pelea, les soltaremos unas hembras con el celo bien subido, pero solo serán un tercio de los machos sueltos (ejemplo: doce machos, cuatro hembras),por un lado creamos competición y por otro lado veremos lo que si y lo que no. No tenemos que premiar solo a los que encierran a la suelta, por que alguno habrá trabajado mucho y bien pero no obtendrá el resultado (este tiene premio), mientras que otro u otros harán poco o nada (estos en su casillero sin premio). Repetiremos la actuación un par de meses, a intervalos de 2-4 días  y eliminaremos a los perezosos. Tendremos que espaciar también el tiempo desde que los soltamos hasta que salen las hembras y así conseguiremos que busquen mas y mas lejos. Por nuestra parte iremos reduciendo el número de hembras sueltas hasta llegar a una.A partir de aquí es cuando observaremos mas espectáculo si cabe, viendo lo que realmente tienen dentro los ejemplares que van quedando. Lo ideal es que estas últimas hembras no fuesen de casa, si no forasteras, pero que tengan el celo lo mas elevado posible, con el fin de obligarles a trabajar y alejarse mas.
Intercalando entre tiempos de lo expuesto anteriormente, una o dos veces convendria tenerlos un par de días sueltos cada uno con su hembra, sin otro motivo que acrecentar su necesidad de buscar compañera o, en nuestro caso, pieza para encerrarla.




                                            Enseñanza y Repeticion


Después del Reposo de la Muda, Adultos y Competición.
Este punto es el crucial ya que los que nos han quedado después de todo el entrenamiento y selección deberán demostrad que son y su valía. Por un lado tendrán madurez y saber hacer; por otro las aptitudes físicas y síquicas para desarrollar esta nuestra afición. En definitiva están preparados para competir.
Competiciones y Trabajo:
1º.- Cazar pieza, zurito o perdido (en solitario o en grupo)
2º.- Sueltas de hembra con celo (en solitario o en grupo)
3º.- Cierre de competición y resistencia (en solitario o en grupo)

                                                            Suelta y Competcion

A partir de estas competiciones y según los resultados observaremos si lo hicimos bien o no y, poco a poco, obtendremos una selección en nuestros animales de trabajo mas eficaz, destinando los mejores a la cría  y no criando con cualquier cosa.
Como expliqué al inicio no poseo la verdad absoluta y cada uno tiene sus trucos y enseñanzas, pero a mi no me funciona mal este sistema que, indudablemente, no es mio (si no aprendido) salvo pequeños matices.
Esperando que os sirva de orientación que no como lección me despido de todos vosotros.


                                                             Parada y Persecucion      

                                                          JAVIER DOLZ LATUR

domingo, 9 de enero de 2011

PALOMO BUCHON DE TRABAJO

Para los que no me conocéis, que sois muchos, me presento. Mi nombre es Carmen y desde que nací en Alboraya(Valencia) hasta la actualidad mi vida esta marcada o mas bien guiada por un ave, el palomo y una afición, la colombicultura, ya que soy nieta, sobrina, prima, esposa y madre de colombaires.Mis primeros recuerdos con los palomos los tengo junto a mi abuelo Jose Maria "el Mangarro"  cuando, algunas tardes me pedía que subiera a la terraza de su casa y soltara a los palomos que tenían una pinza de tender en las portillas de las cachaperas; que me fijara a qué lugar del pueblo se dirigían y que se lo dijera. Mi respuesta siempre era la misma.-Yayo, se han ido hacia la iglesia.-. Años después supe que cerca de allí se soltaba a la hembra(suelta).
Cuando conocí al que es mi esposo me interesé mas en esta afición ya que de novios me regaló un libro sobre palomas, el cual nunca terminé de leer pero que me hizo ver y comprender que lo que sentía mi novio por estas aves era mucho mas que afición y que mi vida a su lado estaría llena de palomos, amén de muchas cosas mas. Con mi marido aprendo cada día sobre estas aves; clase o razas de palomas, colores de plumaje, interpretación de estándares, etc. y un sinfín de etc.mas.Tanto me he implicado en esta afición que incluso estuve federada, perteneciendo al Club de Palomas de Raza de la Comunidad Valenciana. Durante esos años colaboré con este club todo lo que pude, tanto en la preparación y montaje de concursos y exposiciones como en el desarrollo del estándar de nuestro Buchón Valenciano, raza por la que, después de conocer otras y sin menospreciar a ninguna ya que todas y cada una de ellas tienen algo especial, me decido por ella pues es, a mi entender, la mas completa de todas 

  .                                                            Mi campeón.




                                                                 El hermano.


De nuestro palomo, el Buchón Valenciano, me gusta su morfología y sobre todo su carácter, su trabajo y su instinto. No os voy a describir como es este palomo valenciano pues, el que lo conoce lo sabe y el que no solo tiene que visitar este blog que recientemente hemos creado un grupo de amantes-aficionados a este bellísimo ejemplar.
El motivo por el que varios criadores de esta raza de palomo buchón de trabajo en la que yo me incluyo, ya que poseo una linea de palomos valencianos en la que predominan los azules y toscados con todas sus variantes(colores por los que me decanto) decidíamos crear  el C.R.A.C, no es otra que la de mantener lo mas pura esta raza, tanto por su morfología y vuelo con estándares reconocidos por la Real Federación de Colombicultura, como por el trabajo y la competición que es la esencia de esta raza, el BUCHON VALENCIANO. 




                                                                     La madre.




                                                                  El abuelo.


Un cordial saludo.
Carmen Alcodori Martinez.

sábado, 1 de enero de 2011

CRAC BUCHON VALENCIANO

Me llamo Emilio Chiva Campos, soy desde mi mas tierna infancia un gran aficionado a las palomas y en mis mas lejanos recuerdos están presentes las palomas que teníamos en casa de mis abuelos y vecinos (zuritas o peteros). Recuerdo relatos que contaba mi abuelo de un pueblo vecino donde un molinero tenia una raza de palomas que llamaban buchonas y cuyas facultades eran atraer a otras palomas a su palomar; por aquel entonces abundaban las zuritas salvajes. Años mas tarde conocí a un señor con el cual tuve mucha amistad y viendo mi afición a las palomas(yo ya tenia palomas, y entre ellas algún deportivo a los cuales el llamaba picones) me proporcionó una pareja de pareja que el los llamaba Laudinos o Valencianos y cuyas facultades eran las de atraer a otras palomas a su palomar, por eso las llamaban "palomas ladronas" y a partir de ahí empezó mi deambular en el mundo del palomo buchón.
Entré en el mundo de la raza donde acabé bastante desilusionado con los palomos de esta modalidad, que solo se mira la morfología del animal sin importar el carácter. Mas tarde entré a participar en el vuelo y competición de estos nuestros Buchones Valencianos y gracias a esta afición he hecho muchos amigos que, en definitiva, es lo que cuenta.





Aquí os muestro alguno de mis pichones.
EMILIO CHIVA CAMPOS.

domingo, 26 de diciembre de 2010

Palomo Valenciano

CLUB de RAZA AUTOCTONA de la COMUNIDAD. Palomo Valenciano
                                                                C.R.A.C

 Me llamo Francisco Javier Dolz y soy natural de la partida de Vera-Malvarrosa en Alboraya .De mi nombre poco hay que contar o decir, salvo alguna anécdota que no estimaremos. Ahora bien de mi afición, pasión y adicción si contaré algo pues viene al caso, ya que son las palomas o, mejor dicho, el Buchón Valenciano.


De la zona que procedo existían claramente dos variantes de una misma afición. En la localidad (casco urbano) estaban los buchones deportivos o de suelta controlada y en las partidas (huertas) habían o predominaban la caza al perdido con animales de otra configuración; esto desde siempre por recuerdos y oídas. Personalmente estuve entre los dos, pero en los años 80 me decanté, mayoritariamente, en los de raza mas que en el deportivo. Me dedique en pleno a la recuperación tanto a nivel de animales como de datos e información sobre nuestro Buchón Valenciano.

Posiblemente culpa de todo ello la tenia Alfonso, un amigo casi hermano, aficionado este al deportivo en la zona de Andalucía (Fernán Núñez – CORDOBA) el cual me haría abrir los ojos con la frase de “en casa del herrero cuchillo de palo”, pues allí los palomos valencianos eran famosos por su aportación de sangre, en casta y saber hacer de sus razas y cruces; en cambio en nuestra tierra casi desaparecimos, éramos proscritos e incluso muchos nos daban por extinguidos. Con todo esto comencé a recopilar material de diferentes sitios de nuestra geografía (desechando mucho) y seleccionando a vuelo y trabajo, por lo cual el Palomo Valenciano era o fue conocido en su día.

En los 90 fui socio y fundador del la primera sociedad de palomos de raza de Valencia (éramos bichos raros). Me preparé como juez de raza por la R.F.E.C. en algunas especialidades. Después de mucho trabajo y tiempo creamos el Estándar Morfológico del Buchón Valenciano, y no contento con el resultado, pues esto se estancó al logro casi de tener “una raza de fantasía MAS” nos volcamos otra vez en la selección y creamos es Estándar de Vuelo, un gran paso pero no el definitivo.

El palomo valenciano necesitaba más y lo teníamos que conseguir. El bien de nuestros animales dependía de un empuje mayor. ¿Qué nos hacia falta?, la ”COMPETICION” y  “DIVULGACION”. Lo primero fue fácil solo tuvimos que crear normas, concursos y afines a nuestro palomo buchón; lo segundo costo algo mas pues después de mucho tiempo en reuniones, visitas, acuerdos y un sinfín de temas, se creo el C.R.A.C Palomo Valenciano (Club de Raza Autóctona de la Comunidad). Todo ello para facilitar la información y apoyo a posibles futuros interesados en el tema y para quitarles la venda en los ojos a algunos aficionados de algo tan serio como es el Buchón Valenciano, por lo cual está este blog y sus contenidos; estándar morfológico, estándar de vuelo, competición, información didáctica, opiniones, datos, artículos, reuniones, puertas abiertas y mucho mas. Esperando que esto sirva de guía para el bien y el futuro de nuestra raza. Sin mas, saludos.


                                                                                      JAVIER DOLZ LATUR